Madrid, 19 del 11 de 2018
Síguenos en
Revista de Psicoanálisis

Jacques André (dir.)
Quel genre de sexe ?
PUF, 2017

Jacques André (dir.) Quel genre de sexe ?

En este libro, cinco psicoanalistas y una política interrogan las teorías de género. La dominación masculina y el privilegio de la heterosexualidad son dos adversarios cuyas pretensiones critican las teorías del género. La experiencia del psicoanálisis es de otro orden: su objeto, el inconsciente, cultiva a voluntad lo «políticamente incorrecto». Los estudios de género nutren la esperanza política de un tratamiento social igualitario entre los sexos y las sexualidades. Si el psicoanálisis también aspira al cambio, ése que permite al yo del analizando ganar un poco de libertad, es sin prejuzgar lo que define el «bien» de cada uno. El debate entre el psicoanálisis y los Gender studies también es necesario, y complejo por convocar planos heterogéneos. La experiencia clínica de los homosexuales y de los bisexuales es una verdadera encrucijada para este debate:

«El sueño más maravilloso es el de una sociedad andrógina y sin género (pero no por ello sin sexo), donde la anatomía sexual no tenga relación alguna con lo que uno es, con lo que uno hace o con quién uno hace el amor».

El sueño que persiguen los estudios de género, formulado aquí por Gayle Rubin, es a la vez sexual y político: el de una emancipación de las sexualidades por relación a la naturaleza y el de una igualdad entre los sexos y las orientaciones sexuales.

Por su parte, el psicoanálisis sostiene que la sexualidad humana no es ni natural ni contra-natura, sino des-naturalizada. Y cuando la naturaleza intenta recuperar su lugar, en el momento de la pubertad, es para caer en un terreno minado por la sexualidad infantil. Ninguna prioridad de la heterosexualidad puede fundarse en el psicoanálisis. Sin embargo, la convergencia aparente cede rápidamente al desacuerdo. No hay ninguna posibilidad de reencontrar en el inconsciente alguna igualdad entre los sexos o las orientaciones sexuales. El inconsciente del más demócrata de los hombres ignora la paridad; el inconsciente de la más feminista de las mujeres ignora la igualdad. Lo que los hace pensar, a uno y a otra, no es lo que los hace gozar.

Apres-coup

Deja tu comentario